Lunes 18 de Diciembre de 2017 | 14:54

Dejar el teléfono cargando toda la noche es peligroso, ¿mito o verdad?
26

Dejar el teléfono conectado a la corriente para cargar la batería es una costumbre practicada por muchos usuarios. Imagen: computerhoy.com Dejar el teléfono conectado a la corriente para cargar la batería es una costumbre practicada por muchos usuarios. Imagen: computerhoy.com

Dejar enchufado el teléfono toda la noche para cargar la batería ¿es bueno o malo?, ¿puede generar algún tipo de daño en el dispositivo?, ¿qué de cierto hay en los rumores que circulan al respecto?. En esta nota te presentamos varios argumentos que arrojan luz sobre esta cuestión.

Desde el inicio de la era de los celulares, pasando por los primeros modelos “básicos” hasta los de la nueva generación de smartphones, siempre se ha debatido sobre la duración de la batería y los mitos o dudas que existen al respecto.

Uno de ellos justamente guarda relación con el hecho de dejar cargando el teléfono toda la noche, atendiendo a que dicha costumbre podría significar (según algunos) un peligro para la seguridad de los usuarios o del mismo dispositivo.

Según un análisis realizado por el portal ComputerHoy, la realidad es que no es malo dejar el móvil cargando bajo esas condiciones, desmintiendo así el mito que circula desde hace tiempo en el mundo de la telefonía móvil.

Para justificar esta afirmación, se han planteado varios argumentos citados a continuación:

MITO DEL “EFECTO MEMORIA”:

Muchos usuarios han mostrado cierto temor a que sus teléfonos sufran el llamado “efecto memoria”, término acuñado para referirse a la reducción de la capacidad de las baterías que se produce cuando se carga una batería que no se ha descargado al 100%.

Tal situación afectaba solamente a las baterías de níquel-cadmio (NiCd) y las de níquel e hidruro metálico (NiMH), muy comunes en el uso doméstico e industrial, pero que cada vez se emplean menos debido al comentado “efecto memoria” y a su potencial contaminante.

En la actualidad, la mayoría de los smartphones incorpora baterías de ion-litio (Li-Ion) y de polímero de litio (LiPo), las cuales presentan un coeficiente más bajo de este temible efecto de reducción en su capacidad.

SISTEMA DE INTERRUPCIÓN DE CARGA

Dejar cargando el teléfono durante toda la noche implica que el dispositivo quede conectado a la corriente eléctrica más tiempo del recomendado, es decir, entre 6 y 8 horas (dependiendo de la cantidad de horas que duerma una persona). Esto suele generar un miedo a que el equipo se recaliente o sufra de algún cortocircuito.

Hoy día, la mayoría de los smartphones integran un sistema que interrumpe la entrada de electricidad una vez se detecta que la batería está completamente cargada, evitando que debamos estar pendientes para desconectar el cable justo cuando el nivel de batería llegue al 100%.

“Algo que no es un problema es la sobrecarga de las baterías. A diferencia de lo que puedes pensar, dejar tu móvil o tu portátil conectado todo el tiempo no es malo para la batería. Eso se debe a que tus dispositivos, sus baterías y sus cargadores, en realidad son bastante inteligentes. La carga que sigue recibiendo la batería una vez ha cargado su capacidad máxima en realidad le hace mucho menos daño que lo que sufre cuando se descarga por completo”, explicó Andrew Goldberg, editor técnico de iFix.

FACTORES QUE JUEGAN EN CONTRA DE LA BATERÍA

Hay muchos factores que entran en juego a la hora de valorar la vida útil de la batería, menciona la nota de ComputerHoy, y en ese orden de cosas, dejar el teléfono cargando toda la noche no es el más relevante.

Uno de los factores que pueden influir en reducir la durabilidad de las baterías es el hecho de cargar el móvil con una funda o carcasa ya que puede provocar un recalentamiento del smartphone al impedir que el calor se disipe, aumentando la temperatura del terminal. En el caso de las baterías de litio, las mismas pueden reaccionar mal si el teléfono es expuesto a elevadas temperaturas.

En líneas generales, cualquier aparato conectado a la corriente eléctrica puede sufrir por un simple fallo o sobrecarga en el transformador, por ello es recomendable evitar tener cargando el smartphone muchas horas seguidas por una cuestión de precaución.

Muchos expertos recomiendan mantener la carga de la batería entre el 40% y el 80% de su capacidad total, ya que eso permite que los iones cargados sigan trabajando y que protejan la vida de la batería. Cargar el dispositivo en períodos cortos durante todo el día le dará a estos iones energía suficiente para mantenerlos en movimiento.

Finalmente, se puede concluir diciendo que dejar el teléfono cargando durante toda la noche no afecta de forma negativa a la autonomía del dispositivo. Incluso, lo más probable es que otros componentes se deterioren o queden obsoletos mucho antes de que la batería deje de rendir debidamente.

 
 
 
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy