Viernes 29 de Diciembre de 2017 | 14:17

Apple, en el ojo de la tormenta tras reconocer que hace más lentos los iPhone
21

La compañía de tecnología norteamericana reconoció que una actualización de iOS ralentiza los teléfonos iPhone. Imagen: todoappleblog.com. La compañía de tecnología norteamericana reconoció que una actualización de iOS ralentiza los teléfonos iPhone. Imagen: todoappleblog.com.

Apple reconoció que una actualización del sistema operativo iOS hace que los iPhone sean más lentos para tratar de compensar el bajo rendimiento de las baterías más viejas y evitar que los teléfonos se apaguen inesperadamente. La noticia generó una queja masiva de los usuarios, inclusive con varias demandas de por medio.

Esta semana Apple fue el foco de atención del mundo de la tecnología (pero más aún de los usuarios de iPhone) tras develarse que la compañía voluntariamente hace más lentos los dispositivos con la actualización de su sistema operativo iOS.

La información salió a la luz gracias a una publicación realizada por la compañía Primate Labs, responsable del software Geekbench que mide las tasas de rendimiento de los móviles. El análisis publicado hace unas semanas atrás, basado en el comentario de un usuario en Reddit, confirma que esta ralentización de distintos modelos de iPhone se realiza para compensar el bajo rendimiento de las baterías.

Luego de toda la polémica suscitada por este tema, Apple salió al paso de las críticas y admitió que efectivamente el software del iPhone ralentiza algunos teléfonos para “resolver” el suministro de energía de baterías que están frías, son viejas o tienen una carga baja.

Según explicó la firma de Cupertino, al envejecer las baterías de litio entregan energía de manera desigual, lo que podría causar que los iPhone se apaguen inesperadamente ante un pico de demanda de electricidad cuando el procesador trabaja a máxima capacidad. Para evitar que tal situación ocurra, decidieron incluir en las actualizaciones del sistema operativo un mecanismo que hace que el equipo trabaje más lento, evitando estos picos de consumo y alejando la posibilidad de un reinicio inesperado del teléfono.

La versión del sistema operativo iOS 10.2.1 (lanzado el año pasado) incluyó una nueva forma de administrar la batería durante picos de energía. Originalmente, fue agregado en el iPhone 6, 6 Plus, 6S, 6S Plus y iPhone SE. Posteriormente, también lo incluyeron en los iPhone 7 y iPhone 7 Plus.

La noticia de que la ralentización de los mundialmente famosos “teléfonos de la manzanita” ocurre con el consentimiento de Apple no fue bien recibida por los usuarios, quienes expresaron su descontento al tiempo de sentirse preocupados por el futuro que les espera a sus dispositivos.

Hasta el momento se han presentado al menos ocho demandas en tribunales estadounidenses de California, Nueva York e Illinois, alegando que la empresa estafó a los usuarios al desacelerar los dispositivos sin advertirles. Con esto se busca una demanda colectiva para representar potencialmente a millones de propietarios de iPhone en todo el país.

En un comunicado publicado en su sitio oficial, Apple se disculpó por su manejo del problema y dijo que realizará una serie de cambios para que sus clientes “reconozcan su lealtad y recuperen la confianza de cualquiera que haya dudado de sus intenciones”.

En compensación a lo sucedido, la firma norteamericana de tecnología se comprometió a bajar el precio de la batería de recambio, pasando de 79 a 29 dólares (dependiendo del modelo). Así también, se lanzará una actualización de iOS que incluirá mayor información sobre la salud y el estado de la batería del iPhone.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy