Jueves 8 de Febrero de 2018 | 17:01

Mario beneficia a sus amigos con propaganda política y usa “convenio” de Arnaldo
13

Carteles de Avancemos País en la calle Brasil. Foto: Gentileza. Carteles de Avancemos País en la calle Brasil. Foto: Gentileza. Ver más fotos

Una jugada política encabezada por el intendente de Asunción Mario Ferreiro, permite a los concejales de la capital que se postulan a cargos para este 2018 tener propaganda política en puntos estratégicos. Los políticos amigos del “lord mayor” se beneficiaron de un acuerdo entre la Comuna y la empresa Prourbe para empapelar al ciudad con sus rostros y propuestas, a destiempo de lo establecido por la ley electoral.

Para empezar a deshojar el conflicto hay que remontarse a la gestión del exintendente y candidato a diputado por la ANR, Arnaldo Samaniego. En el 2015, el entonces jefe de la Comuna impulsó un acuerdo con la empresa Prourbe Medios SA para explotar refugios de colectivos en distintas partes de la ciudad por un período de dos años.

La propuesta se basaba en que la Municipalidad conceda a la empresa la venta de publicidad en los refugios además de otros espacios públicos a cambio de que los mismos sean remodelados. El acuerdo incluía una “compensación” a la Municipalidad que era aprovechada por Samaniego y su equipo para fijar propaganda política. El equipo del colorado hizo uso del acuerdo incluso incluso antes de su homologación.

El contrato culminó el 31 de diciembre de 2017 y a partir de allí apareció un nuevo actor: Mario Ferreiro. Según el diario de sesiones de la Junta Municipal de Asunción del 31 de enero de 2018, el pleno puso a consideración un dictamen a través del cual la Intendencia solicitó la prórroga por seis meses del acuerdo con Prourbe, que ya había sido ideado por Arnaldo Samaniego con fines político-partidarios.

Gracias a un “pacto de gobernabilidad” entre Ferreiro y la bancada del Partido Colorado, 11 concejales oficialistas y opositores votaron a favor de la prórroga del convenio mientras que 10 lo hicieron en contra.

A favor de la prórroga votaron: Hugo Ramírez (presidente), Martin Arévalo, Javier Pintos, Julio Ullón, Víctor Hugo Menacho, Óscar “Nenecho” Rodríguez, Fabiana Benegas y José Alvarenga (ANR); Ireneo Román y Ricardo Martínez (Partido de la Juventud); y Antonio “Tony” Apuril (independiente).

Luego de la publicación, el concejal Apuril se contactó con HOY Digital y expresó que su voto fue en contra y no a favor.

En contra lo hicieron: Augusto Wagner, Humberto Blasco y Víctor Ortíz (PLRA); Orlando Fiorotto y Rossana Rolón (ANR); Elvio Segovia y Carlos Arregui (PDP); Sebastián Villarejo (PPQ); Federico Franco Troche (Juntos Podemos); y Josefina Kostianovsky (PEN). Estuvieron ausentes en la sesión Daniel Centurión (ANR), Félix Ayala (PLRA) y sorpresivamente abandonó la sala Rodrigo Buongermini (Juntos Podemos) a la hora del tratamiento del punto.

Con la ratificación, la empresa Prourbe vuelve a utilizar los espacios públicos para fijar su publicidad. Lo que no se establece en el contrato, según fuentes a las que accedió el diario HOY Digital, es que la compensación que otorga la firma privada a la Comuna incluye espacios públicos para difundir campañas de concienciación que encabeza la Comuna capitalina.

En esos espacios donde supuestamente debían incluirse campañas de la ciudad (como ASU Rohayhu, entre otras), que se solventan con dinero de la Dirección de Comunicación, aparecieron propagandas políticas de los candidatos “Tony” Apuril (Hagamos), de Adolfo Ferreiro y de Rodrigo Buongermini, de Podemos País (fusión entre Avanza País y Juntos Podemos), todos aliados políticos de Mario Ferreiro, además de Hugo Ramírez (ANR) quien también tiene un acuerdo con el intendente.

El edil Apuril, siempre luego de la publicación, aclaró que su equipo político tiene todas las facturas con la empresa Prourbe, por lo que desmiente que haya sido beneficiado por el convenio de Ferreiro.

Los carteles están ubicados en corredores de alta circulación vehicular consideradas zonas privilegiadas por los anunciantes. Hay vallas de Podemos País en la calle Brasil, Eligio Ayala, en las pantallas de buses diferenciales e incluso frente al edificio del World Trade Center. Las pantallas led con propaganda política están repartidas por toda la ciudad y en puntos estratégicos.

Una de las pantallas está ubicada en la esquina de Mariscal López y Gómez de Castro, justo en un cruce donde la propia Municipalidad de Asunción implementó recientemente un cambio de sentido. Los vallados, dependiendo si la luz está en frente o detrás, tienen costos que orillan entre los G. 2 y los 5 millones mientras que las pantallas led pueden costar alrededor de G. 12 millones, siempre dependiendo de la ubicación.

Las fuentes manifestaron que el alcance a tantos lugares “premium” fue posible gracias a que Prourbe hizo un acuerdo con Chase, Prismavision y Publipar. El holding de empresas hace que se pueda captar una importante cantidad de ubicaciones.

Este convenio también hace que se levanten vallados a destiempo, fuera del período establecido por la ley electoral para fijar cartelería. El jefe del Departamento de Control Ambiental, de la Dirección General de Gestión Ambiental de la Municipalidad José Escauriza, dijo a Ñandutí que la ordenanza que regula la cartelería política en Asunción está desfasada y que no se puede multar a los que incurren en la falta.

Dijo que todas las empresas publicitarias pueden conceder sus espacios a carteles políticos y que la Municipalidad no puede actuar porque los vallados y pantallas están ubicados en propiedad privada. Sí pueden hacerlo cuando los espacios no están autorizados por la Comuna.

Consultado sobre los carteles que están en poder de los leales políticos del intendente, expresó que la Municipalidad no tiene ninguna relación con el contenido de la propaganda.

Por su parte, el abogado de la Asesoría Jurídica de la Municipalidad de Asunción Jorge Rivas, expresó que la parte jurídica no tiene relación alguna con la política por lo que está exenta de los beneficios que se puedan otorgar a través de la cartelería.

Paradójicamente, el intendente Ferreiro alzó este jueves una fotografía en su Instagram mostrando piolas de pasacalles en el piso con la leyenda: “Seguimos bajando pasacalles ilegalmente instalados. Pedimos a las empresas anunciantes el respeto a las ordenanzas vigentes”.

Seguimos bajando pasacalles ilegalmente instalados. Pedimos a las empresas anunciantes el respeto a las ordenanzas vigentes.

Una publicación compartida por Mario Anibal Ferreiro Sanabria (@ferreiromario1) el

Feb 8, 2018 at 5:12 PST

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy