Miercoles 7 de Febrero de 2018 | 15:19

Con automóvil eléctrico incluido, SpaceX lanzó el gran Falcon Heavy al espacio
9

El Falcon Heavy fue lanzado ayer desde el Centro Kennedy de la NASA, ubicado en Cabo Cañaveral. Foto: EFE. El Falcon Heavy fue lanzado ayer desde el Centro Kennedy de la NASA, ubicado en Cabo Cañaveral. Foto: EFE.

Cabo Cañaveral (EE.UU.).- El gigantesco cohete Falcon Heavy, de la empresa privada SpaceX, ayer fue lanzado exitosamente al espacio y logró colocar por primera vez un automóvil fuera de la Tierra, abriendo así un nuevo capítulo en la carrera espacial.

La empresa estadounidense SpaceX abrió ayer un nuevo capítulo de la carrera espacial con el exitoso lanzamiento del gigantesco cohete Falcon Heavy, un paso adelante en sus planes de llevar el hombre a Marte.

Ante la atenta mirada de miles de personas, el cohete despegó ayer a las 3.45 hora local (21.45 GMT) desde el Centro Kennedy de la NASA, ubicado en Cabo Cañaveral (Florida, EE.UU.), para una misión de prueba que tenía como objetivo colocar por primera vez en el espacio un automóvil.

Se trata del Tesla Roadster, un deportivo de color rojo (como corresponde a Marte), fabricado por Tesla Motors, la marca de automóviles eléctricos que dirige Elon Musk, también presidente de SpaceX, y que fue con un maniquí llamado “Starman” al volante.

De esta manera, el vehículo eléctrico inició un camino que lo alejará hasta 450 millones de kilómetros de la Tierra y lo pondrá en una órbita cíclica entre la Tierra y Marte.

En las áreas habilitadas para contemplar el lanzamiento en el Centro Kennedy, miles de personas saltaron de emoción al ver cómo la aeronave abandonaba la plataforma y se abrazaron aún más cuando dos de los tres cohetes de los que consta la gigantesca aeronave lograron regresar ocho minutos después del lanzamiento.

Uno de los retos de esta misión de prueba era lograr el aterrizaje de los tres cohetes aceleradores de los que consta el Falcon Heavy, para ser reutilizados en futuras misiones, como ya ha hecho SpaceX con el Falcon 9.

Dos de los cohetes regresaron pero hasta ahora se desconoce qué pasó con el tercero, el que propulsó la cápsula donde iba el automóvil.

Aunque el lanzamiento del Falcon Heavy ha sido uno de los eventos espaciales más esperados desde las misiones Apolo en la década de los años 60 y los 70, Musk aseguró que este es solo un paso previo a un cohete todavía más potente, el BFR (Big Falcon Rocket), que la empresa aeroespacial prevé tener listo en cinco años y con el que está confiado en llevar humanos a Marte.

Lo que sí permitirá la potencia y capacidad de carga del Falcon Heavy, solo superada por el cohete Saturno V, lanzado por última vez en 1973 y que formó parte de las misiones Apolo, será llevar al espacio satélites más pesados que los actuales. Además, su propósito es llevar robots de dimensiones mayores a Marte e incluso a planetas más lejanos, como Júpiter o Saturno, y a sus respectivas lunas.

La capacidad de carga de este gigantesco cohete, de 70 metros de altura, varía de las 64 toneladas si el destino es la órbita de la Tierra a las 17 toneladas si el objetivo es Marte. Cada misión tiene un coste de 90 millones de dólares.

Según la compañía, la nave puede llevar hasta dos veces más carga que el modelo que más se le parece, el Delta IV Heavy, del fabricante United Launch Alliance, pero su coste es una tercera parte del de la competencia.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy