Martes 6 de Febrero de 2018 | 11:28

Camino a los Óscar: Get Out, un nuevo cine de terror inquietante y actual
9

  •  
  •  
  • +1
Daniel Kaluuya realiza un excelente papel en Get Out. Daniel Kaluuya realiza un excelente papel en Get Out.

Escrita y dirigida por un cómico estadounidense, este thriller psicológico muestra un nuevo género de terror extrayendo de la realidad cotidiana un análisis más profundo sobre el racismo en épocas actuales.

Get Out fue la novedad del 2017 pero no sólo por su argumento o por la dirección, sino por la deducción de la historia que permitió encajar perfectamente en el género del terror.

Partamos de la base que el guión y la dirección estuvieron a cargo del comediante Jordan Peele, una verdadera sorpresa por su debut a un terreno que no es habitualmente el suyo.

¡Huye!, en español, cuenta la historia de Chris Washington (Daniel Kaluuya) un fotógrafo afroamericano que se encuentra de novio con Rose Armitage (Allison Williams), una típica mujer blanca estadounidense que no está interesada en catalogar su relación interracial como ‘rara’.

Ambos se preparan para conocer a los padres de Rose, una situación que lo pone tanto incómodo a Chris pues el miedo al rechazo y a la discriminación por su color de piel se vuelven todo un dilema, sobre todo por el clima racial en Estados Unidos que traspasa la pantalla.

Al llegar, ambos son bienvenidos por la familia caucásica de Rose en una propiedad situada en medio del bosque, sin embargo, los nervios de Washington se mantienen en vilo.

Los padres de la muchacha se presentan como liberales y a favor de la diversidad cultural. Dean (Bradley Whitford), el padre, es un neurocirujano y Missy (Catherine Keener), la madre, es una terapeuta e hipnotista. También se encuentra Jeremy (Caleb Landry Jones), el hermano de Rose. Todo es aceptación y amor.

No obstante, Chris no puede evitar la incoherencia dentro del seno familiar pues los Armitage tienen como ama de llaves y a un jardinero a dos afroamericanos.

La situación comienza a ponerse más intensa cuando Missy sugiere ayudar a su supuesto yerno para que dejara de fumar por medio de la hipnosis, algo a lo que el joven fotógrafo se niega. De igual manera, es hipnotizado logrando dejar de fumar pero con varios cambios inquietantes en él y a su alrededor.

La trama sigue su curso con varios guiños a la realidad del mundo moderno actual; el racismo post gobierno de Obama es un tema que aún se mantiene delicado; una sociedad que no se considera racista pero que sin embargo el sector de la comunidad negra sigue siendo blanco de ataques.

La exclavitud en el siglo XXI y el aprovechamiento de la cultura afroamericana imponiendo la anglosajona por encima.

Éste último se refleja en el macabro plan que tiene planeado la familia de Rose para Washington.

Get Out, con solo un mínimo presupuesto de 4.5 millones de dólares, supo posicionarse e incomodar a la audiencia estadounidense dejando varias interpretaciones sobre el comportamiento humano ante las minorías de una región. Una película que deja la libre interpretación a la audiencia y una realidad del que no se habla pero atemoriza.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy