Miercoles 14 de Febrero de 2018 | 12:27

Tenía contrato con Casal, quien perdió una demanda a Conmebol
10

Ismael Pintos Ismael Pintos

Ismael Pintos habría negociado un contrato con el uruguayo Paco Casal, dueño de Global Sports. Cabe resaltar que el segundo había demandado al organismo sudamericano pero en Estados Unidos, la justicia falló a favor de la institución.

Montserrat Jiménez, en su amplio relato de los hechos remarcó a Primero de Marzo que Pintos, quien reclama diez millones de dólares manejaba un contrato bastante caro.

“El señor Ismael alega que vendió un contrato de televisión por unos 42 millones de dólares a Global Sports”, contó la asesora jurídica de Conmebol.

Cabe destacar que Global Sports perdió un juicio el año pasado reclamando pagos en concepto de derechos de transmisión.

Agregó que “de ese monto dice que cerró otro contrato con Nicolás Léoz en el que se le asignaba una comisión del 30%”, pero que en el expediente no figura eso.

“Este expediente nosotros lo ganamos en primera y segunda instancia. Pintos cambia de abogado (Manuel González) y de inmediato, el caso tiene un giro inesperado”, refirió.

Manifestó que “las cuatro sentencias llaman la atención porque no tienen fundamento jurídico. No sé por qué nos condenan a pagar tanto”.

“Pintos vivía en Brasil y ahí le dijeron que no tenían competencia. Y aquí el juez hace lugar a su pedido sin decirnos en base a qué criterios”, dijo, por lo que “por eso la Conmebol salió a pegar el grito al cielo”.

Montserrat además explicó que “nuestro mayor problema es que del 2013 para atrás no hay registros”, porque todo el movimiento financiero se levaba a cabo afuera de la organización.

“Cuando renuncia Léoz llega Figueredo y a partir de ahí se llevan a cabo los registros contables”, dijo y que por eso no pueden demostrar que él no era funcionario.

“Es una cuestión civil. La carga de prueba es para él (demostrar que fue funcionario)”, explicando que a ellos les compete exhibir recibos de sueldo, aguinaldo y pago de vacaciones, algo que no lo tuvo de forma oficial.

Jiménez también reveló que “Pintos hacía figurar un ingreso de 2500 dólares más pagos por edición de videos. Si era funcionario no les parece que esas ediciones debían hacerse en la administración?”.

“Un juicio laboral dura aproximadamente tres años. Si hay dos excepciones podrían ser cinco, por eso me sorprende la agilidad con la que resolvieron el caso”, deploró.

Contó también que soportan un juicio promovido por un chofer de Nicolás Léoz que trabajaba para su inmobiliaria.

“Le dijimos que nada tenemos que ver en eso pero aseveró que cobraba por Conmebol. Otra señora demandó tras renunciar hace trece años. Todas son demandas anteriores a nuestra administración”, aclaró.

Montserrat explicó asimismo que presentaron una acción de inconstitucionalidad y que en unos meses más tiene que expedirse la Corte Suprema de Justicia.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy