Lunes 16 de Abril de 2018 | 11:34

Neymar, un ausente muy protagonista
16

El brasileño aprovecha su tiempo fuera de las canchas para ponerse al día con sus patrocinadores. Foto: Red Bull. El brasileño aprovecha su tiempo fuera de las canchas para ponerse al día con sus patrocinadores. Foto: Red Bull.

La celebración del séptimo título liguero de la historia del París Saint-Germain (PSG), logrado anoche con una goleada ante el Mónaco (7-1), registró una ilustre ausencia, la del brasileño Neymar, cuya contribución al entorchado ha sido clave, a pesar de los dos meses que lleva de baja.

Aunque el número “10” de la selección de Brasil estaba recuperándose de su lesión en Río de Janeiro, a más de 8.000 kilómetros de distancia del Parque de los Príncipes, su nombre resonó en la boca de muchos, comenzando por el máximo responsable del PSG.

“Ha contribuido mucho para el título. Eso es lo más importante. Hizo una gran temporada con nosotros”, afirmó en declaraciones publicadas hoy el dirigente, Nasser Al-Khelaïfi, responsable de convertir a Neymar en el futbolista más caro de la historia por el desembolso el pasado verano de 222 millones de euros al Barcelona.

El jugador bandera de la entidad parisina ha marcado este curso 19 tantos -el segundo más anotador detrás de su colega uruguayo Edinson Cavani, con 25- y dado 13 asistencias -récord- en 20 partidos ligueros.

Todavía una incógnita si reaparecerá con la camiseta del PSG antes del mundial que se celebra en Rusia el próximo junio. “Lo esperamos lo más rápido posible”, refirió Al-Khelaifi.

El trofeo de anoche, que ya de por sí supo a muy poco a una hinchada y a una directiva que anhelan la Liga de Campeones, también se vio afectada por otro personaje ausente, Emmanuel Macron.

Mientras el PSG arrasaba al Mónaco, el presidente francés concedía una esperada entrevista en la televisión en la que habló de temas tan seguidos como el ataque a Siria de este fin de semana.

Macron atrajo este domingo por la noche a 3,8 millones de telespectadores en el canal “BFMTV” y le supuso una fuerte competencia al encuentro del título, que fue visto por 1,2 millones en canal de pago.

El séptimo laurel liguero del PSG -a tres de los diez del Saint-Étienne- tuvo unas contenidas celebraciones. El club colgó algunos vídeos, como en el que el capitán, el brasileño Thiago Silva, descarga una botella de champán en su compatriota Dani Alves, pero la sobriedad fue la tónica.

Entre la hinchada, tampoco se tiraron cohetes. La reciente eliminación en los octavos de final de la Liga de Campeones ante el Real Madrid todavía escuece.

En el Parque de los Príncipes, el ambiente no fue el de otras ocasiones especiales. La Liga francesa ordenó cerrar una de las bulliciosas gradas donde se ubican los ultras como sanción por su comportamiento antideportivo.

Después de haberse alzado el campeonato en abril -a cinco jornadas para que acabe-, los parisinos todavía pueden sumar otro triunfo más esta temporada, en la que también levantaron la Supercopa en agosto y la Copa de Liga en marzo.

Este miércoles, el PSG se mide en las semifinales de la Copa de Francia al Caen. Un título que, en caso de ganarlo, tampoco aliviará la amargura que produjo otra eliminación europea, un tachón que persigue al multimillonario club desde que lo compraron los qataríes en 2011.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy