Jueves 12 de Octubre de 2017 | 07:00

“Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá”

  •  
  •  
  • +1

Lc 11,9

Dios responde a nuestro esfuerzo. Cuanto nos interesamos –y con perseverancia ponemos de nuestra parte– Dios nos bendice y hace que nuestras obras prosperen. Nuestro Dios es un Padre amoroso, que quiere acompañar a sus hijos con gracias especiales cuando oramos, cuando trabajamos, cuando nos esforzamos. Jamás el Señor deja sin respuesta el clamor de sus hijos. Aun cuando lo que pedimos es un disparate, él nos escucha y nos regala lo que realmente necesitamos. Pero si nunca pido, busco o llamo… estaré perdiendo muchas oportunidades de la gracia de Dios en mi vida. ¡Haz la prueba!

Paz y bien.

Hno Mariosvaldo Florentino, capuchino.

 
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy